La Casa del Jabonero…¿Debilidad o fortaleza? el primer cambio del gobernador de Tlaxcala. La Casa del Jabonero…¿Debilidad o fortaleza? el primer cambio del gobernador de Tlaxcala.
Algunos piensan que la jugada del gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez de cambiar a su secretario de gobierno, a dos meses y... La Casa del Jabonero…¿Debilidad o fortaleza? el primer cambio del gobernador de Tlaxcala.

Algunos piensan que la jugada del gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez de cambiar a su secretario de gobierno, a dos meses y medio de gestión,es una señal de debilidad, y otros afirman que la llegada de Anabel Alvarado a la SEGOB es una imposición del ex mandatario Mariano González Zarur.

Para este opinador, más que debilidad e imposición, es una jugada de cuatro bandas de cara al proceso electoral, y Marco Mena manda el mensaje de que el control administrativo del estado y de su partido pasa por sus manos.

No se trata de rasgarse las vestiduras, pues sólo son mensajes entre líneas que son dignos de análisis.

Es evidente que diversas fuerzas ajenas al menismo querían asumir el control del Partido Revolucionario Institucional, y cuando el gobernador se dio cuenta de ello hizo una jugada rápida en cuanto el PRI emitió la convocatoria, para lo cual mandó a uno de sus mejores hombres, como es Florentino Domínguez Ordoñez, quien goza de todas sus confianzas, y quien tiene una imagen de conciliador, que es lo que requieren en estos tiempos tan convulsos que vive el país.

Otro mensaje es que el control del partido pasará por su manos, y que es evidente el mensaje del presidente Enrique Peña Nieto de que en Tlaxcala será prioridad el tema electoral para el año 2018.

Marco Mena recibió un estado con el tricolor como primera fuerza electoral, y dejar el partido en manos de grupos ajenos a su proyecto, era un suicidio político.

Otra señal es que la llegada de Anabel Alvarado a la SEGOB es darle la proyección que requiere en el estado, pues no se descarta que sea una de las cartas para la renovación de la cámara alta del Congreso de la Unión.

Quien tendrá reflectores es Florentino Domínguez Ordoñez, quien como inminente líder del PRI,  podrá moverse a su antojo y trabajar en el posicionamiento de su propia figura, o la de otros. Al final quien conoce al Profe, sabe  que es disciplinado.

florentinodominguez

Además, otro que se mueve a su pleno antojo, es el diputado federal Ricardo García Portilla, quien fuera coordinador de la campaña de Marco Mena, y se placea en diversos  eventos.

No se necesita ser adivino para saber que de estos tres personajes pueden salir los aspirantes al senado, y posible candidato a gobernador, sobre todo por ser parte del equipo compacto del gobernador Marco Mena.

Quienes lo vean como un acto de debilidad, es evidente que no quieren observar los mensajes entre líneas.

*****

Me lo contaron ayer…Dicen que Anabel Alvarado nunca fue la candidata a diputada federal que quería Mariano González Zarur, y pese a que no era de su simpatía, la orden vino de muy arriba.

Nadie puede olvidar la cercanía de la hoy titular de la Secretaría de Gobierno con el grupo poderoso cercano a Enrique Peña Nieto.

Inclusive, Anabel Alvarado prefirió dejar su cargo de secretaria particular con Mariano González Zarur, debido a posturas que no coincidían, y en ese lapso fortaleció una amistad con Mena, quien era secretario de turismo, y también se sumó a ese grupo el actual secretario de educación, Manuel Camacho Higareda, pese a que tenía su corazón en la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT).

Florentino Domínguez se ganó la confianza de Mena en su paso como diputado local, al igual que Ricardo García Portilla, quien diseñó la campaña al gobierno del Estado.

Otro personaje que llegó al grupo y también se hizo acreedor a la confianza del mandatario, es el vocero Carlos Villanueva, quien desplazó a quienes decían llevar la comunicación menista.

Lo cierto es que el grupo compacto de Marco Mena que menciono líneas arriba empieza a formarse y toma rostro para no perder la plaza Tlaxcala.

Quienes se pueden sumar también son Mariano González Aguirre, actual presidente del Congreso del estado, y Mariana González Foullón, delegada de la Sedesol, y la actual alcaldesa capitalina Anabell Ávalos.

Sería presuntuoso decir que el PRI ya tiene ganado todo para el 2018, pero por el momento sus piezas se acomodan.

Mena le tiene agradecimiento a su  antecesor Mariano González, pero juega ya  sus propias cartas.

En  el PAN y PRD también rolan su papel, pero esas son otras historias.

anabel-1

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *