Connect with us

Opinión

La Casa del Jabonero…Minerva Hernández entre la incongruencia y la memoria corta

Publicado

en

Minerva Hernández Ramos, aspirante a senadora por Tlaxcala por las siglas del PAN-PRD-MC y de facto el Partido Alianza Ciudadana.

Así es, el partido dominado por los hermanos Serafín y Héctor Ortiz Ortiz, aquellos a quienes criticó, y hoy abiertamente pide su apoyo, y espera que le sumen votos a su causa.

Nadie puede dudar que sea una de las más preparadas en las tareas legislativas, pero hay algo que la política no ha aprendido, y eso es que la congruencia con lo que dice y hace, debe ser un estilo de vida.

En el año 2010, como candidata al gobierno de la Coalición Transparencia y Honestidad por Tlaxcala, Minerva Hernández aseguró ante medios de comunicación que recursos públicos no cuantificados, habrían sido enviados a España para la adquisición de propiedades en diversas ciudades de ese país, así como la construcción de hospitales, instituciones educativas y conjuntos habitacionales a nombre de familiares del entonces  mandatario Héctor Ortiz Ortiz.

Por esos hechos, la entonces candidata de la alianza, integrada por los  partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia anunció que presentaría una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PRG) y para lo cual ya “estamos integrando” los elementos necesarios, pues no podemos permitir que nuestro estado sea uno de los más rezagados del país por culpa de gobernantes como los que tenemos”, declaró en clara alusión a Héctor Ortiz.

La secretaria de Finanzas, en el gobierno de Alfonso Sánchez Anaya aseguró ser la única, de los cuatro aspirantes a la primera magistratura local que ha “tenido la firmeza y la característica de romper barreras para denunciar, con pruebas en la mano, varias acciones de corrupción que han caracterizado a la actual administración panista y los abusos de que es objeto la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), por cierto, con un rector reelecto bajo la figura de la aclamación”.

Por otro lado, declaró, “tenemos a la candidata del PAN (Adriana Dávila Fernández) que representa lo mismo: impunidad; también pregona que es partidaria de la transparencia y rendición de cuentas y en los hechos encubre las malas acciones del presente gobierno, utiliza los programas federales para presionar a la gente, amenaza con el retiro de los mismos si no votan por ella, presiona a los estudiantes de la UAT con el consentimiento del rector e incluso acaba de anunciar que ella, en caso de llegar a la gubernatura, no auditará a Héctor Ortiz. La pregunta es dónde está su compromiso con la sociedad, es evidente que su compromiso es con la corrupción”.

“Ahí hay también ya (un) Hospital Humanitas, colegios españoles, conjuntos habitacionales y una universidad, propiedad de la familia Ortiz, para ello utilizan la firma bursátil Global Bank. Curioso que también en Tlaxcala los colegios Españoles aparezcan por todos lados, utilizando recursos económicos, materiales y humanos para dar servicio educativo y haciendo una competencia desleal con el resto de las escuelas particulares”.

Toda estas críticas quedaron plasmadas en diversos medios de comunicación y se puede consultar en: http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2010/06/14/tlaxcala/jus107.php

En fin, ocho años después las denuncias en contra del entonces gobernador quedaron en un acto propagandista de campaña, y hasta la fecha no sabemos si presentó alguna querella penal.

Y para variar, ni pasó mucho tiempo para que la perredista doblegara su orgullo y  declinara, pero además de que  le alzara la mano a Adriana Dávila, a quien antes consideró, que su  compromiso era con la corrupción, al entrever que solapaba al gobierno panista de Héctor Ortiz.

Hoy, mayo de 2018, Minerva Hernández se ve obligada a pedir apoyo del partido político del ex gobernador de Tlaxcala, y espera que la estructura orticista la lleve a ganar, lo que evidencia la incongruencia del discurso y la forma de conducirse a costa de ganar.

Y también a buscar el apoyo de la estructura del adrianismo, aquella que denostó y hoy es su compañera de partido, así que ahora tienen que trabajar juntas.

Muchos del PAC no olvidan esas críticas y dicen abiertamente que no la apoyarán en  sus aspiraciones, así sea una instrucción.

Lo cierto, es que en cualquier mesa de opinión o entrevista Minerva Hernández no es capaz de dar una respuesta convincente sobre sus críticas a un ex gobernador y hoy anda en campaña con su partido en busca de ser senadora.

Cuando ha sido cuestionada al respecto, la respuesta de la diputada federal con licencia, expresa que “son momentos y contextos diferentes”, lo que hablaría de un  pragmatismo de conveniencia y que sus declaraciones eran al calor de una campaña política.

Así o más incongruente.

******

Me lo contaron ayer…Lamentable la actitud de líderes de transportistas el azuzar a violentar los derechos de choferes de Pronto, como sucedió el pasado lunes.

No es posible que vivamos en un estado donde cualquiera puede rayar tu carro, golpear tu vehículo, ponchar las llantas de tu unidad y agredirte físicamente.

Es cierto, hay un decreto que les impide ejercer a Pronto en Tlaxcala, pero tampoco los taxistas pueden exigir sus derechos, violando los derechos de otros.

Por cierto, si de publicidad gratuita se trata, creo que Pronto la tiene, y en redes sociales las agresiones hacia el conductor le generaron apoyo in

condicional a su plataforma y un rechazo generalizado hacía los taxistas.

Continuar leyendo
Haz click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Elba Esther ha vuelto: cómo dueles México

Publicado

en

*Y lo hizo de nuevo. La maestra Elba Esther Gordillo Morales: está de regreso.

385 Grados / Abelardo Carro Nava / Los medios de comunicación cubrieron la mayor cantidad de ángulos posibles. El morbo, la nota o simplemente el deseo de informar a los mexicanos y extranjeros hicieron que aquella mujer que, durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa tocara los cuernos de luna con las manos, ocupara la mayor parte de los noticiarios y redes sociales.
Nada importó el mensaje del presidente, Enrique Peña Nieto, con motivo del inicio del ciclo escolar 2018-2019; nada importó el mensaje del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sobre la cancelación de la reforma educativa; aquí lo que realmente trascendió fueron todas y cada una de las palabras que la profesora emitió después de, a decir de ella, su injusta aprehensión que la llevó a estar cinco años y medio en la cárcel.
¿Mártir, víctima o victimario? Con seguridad habremos de escuchar y leer en los próximos días; sin embargo, no debemos olvidar que, tal como aseguraba Ricardo Raphael, hace unas semanas, en entrevista con Carlos Loret de Mola en su programa Despierta con Loret: la profesora fue encerrada por motivos políticos, y esos mismos motivos políticos son las que la han puesto en libertad.
No, la justicia ni las razones jurídicas que pudieron haberla mantenido en prisión, hicieron valer la fuerza del Estado o un Estado de Derecho a través de sus instituciones. No, la Procuraduría General de la República, jamás hizo bien las cosas como para que su caso estuviera bien armando desde aquel lejano 2013, cuando el exprocurador, Murillo Karam, la puso tras las rejas. No, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), jamás hizo algo para defender a esa maestra que por años estuvo “defendiendo” a su gremio y a su sindicato. No, el epitafio que algún día pronunció la profesora: “aquí yace una guerrera y como guerrera murió”, no fue ni será escrito por el peñismo y compañía. No, la maestra nunca se fue, siempre estuvo presente.
Y la tuvimos presente, porque no fue uno sino varios textos los que se escribieron, aun antes de su detención, que dieron cuenta del inmenso poder que esta mujer acumuló con el paso del tiempo: ejemplo de ello es el de Alberto Aguirre y Arturo Cano en su libro “Doña Perpetua”, el de José Martínez en “La Maestra”, el de Ricardo Raphael en “Los socios de Elba Esther”, el de Rafael Rodríguez Castañeda en “Los rostros de Elba Esther”, el de Francisco Cruz Jiménez en “Los amos de la mafia sindical” o el de José Luis García Cabrera en “Elba Esther, la maestra que nunca se fue”.
La tuvimos presente, porque los medios de comunicación, en todo momento, cubrieron cada uno de los “resultados” que se desprendían de un “caso” mal armado y sin “fundamento”.
La tuvimos presente porque, a pesar de las circunstancias, durante el tiempo en que estuvo al frente de la organización sindical que la vio nacer políticamente, los maestros se vieron beneficiados, en su salario y prestaciones, con la serie de “negociaciones” que emprendía con los gobiernos federales en turno, no así con Juan Díaz de la Torre quien, pese a quien le pese y diga lo contrario, éste entregó sin miramientos al “oficialismo” a un SNTE completamente desdibujado.
Sí, la tuvimos presente porque nunca se fue.
¿Y los maestros?, ¿y el sindicato?, ¿y la educación? Preguntas que, seguramente, después de este 20 de agosto formarán parte del diálogo que pueda darse en el magisterio, en la sociedad, en la política y en la educación de México.
No es para menos que la maestra haya decidió presentarse públicamente justo el día en que los maestros y maestras regresan a clases. No es fortuito que, el día en que López Obrador anuncia la cancelación de la reforma educativa frente al todavía presidente de nuestro país, Enrique Peña Nieto, la maestra haya afirmado que esa mal llamada reforma educativa “se ha derrumbado”. No es accidental que la maestra, en sus palabras, le haya mandado un mensaje muy claro a quien todavía dirige un insípido Sindicato de maestros. No, nada de eso es aventurado. Todo encaja dadas las circunstancias de naturaleza política que se viven en el territorio mexicano.
La lucha por ese sindicato pues, se antoja encarnizada; defensores y opositores al regreso de la maestra, se darán con todo dentro y fuera de las huestes sindicalistas de lo que alguna vez fue conocido como el Sindicato más grande de América Latina; y todo esto, por la recuperación u obtención de un poder que, a todas luces, no ha traído beneficios a la educación pública de México.
En este sentido, y como lo he venido afirmando desde hace tiempo, la educación, con estos hechos; sí, con estos desafortunados hechos, lamentablemente pasa a segundo término, así como también, las condiciones bajo las cuales los maestros y maestras, prestan sus servicios profesionales con la intención de brindar una educación que desarrolle las facultades naturales de los niños, jóvenes y adultos de un país donde precisamente la educación, ha sido devorada por esos políticos y líderes sindicales cuya ambición desmedida no ha traído buenos dividendos para la sociedad en su conjunto.
Sí, la maestra ha vuelto… ¡Ah, cómo dueles México!

Continuar leyendo

Opinión

Opinión 385… Sin permiso y sin regulación 

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Aurora ARENILLAS / La empresa de transporte privado Pronto no solo mantiene operaciones ilegalmente en la entidad, sino que propicia un ambiente de polarización que a nadie conviene.

Sus accionistas sabían que taxistas se manifestarían pacíficamente por la operación irregular de Pronto en varios municipios, y en un afán de desafío, ofrecieron descuentos de 50% a sus usuarios mientras durara la manifestación.
Esta actitud de provocación hace evidente que no se trata de una empresa responsable.
Pronto opera al margen de la ley. Es un hecho que sus mismos accionistas reconocen al aceptar la falta de regulación del servicio que ofrecen.
No cuentan con un permiso expedido por la autoridad competente para usufructuar las vías de comunicación, no pagan impuestos y tampoco garantizan condiciones de seguridad. Por eso representa una competencia desleal para los taxistas con concesión que sí deben cumplir con todo ello.
Desde finales de los noventas hay un decreto que impide la expedición de nuevas concesiones para transporte público, lo que significa que, al prestar un servicio de taxi privado sin ningún tipo de autorización, violan la legislación vigente en materia de comunicaciones y transportes.
Y al insistir en brindar sus servicios mediante una aplicación móvil, violan también el acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado por el que se prohíben, por razones de seguridad al usuario, los servicios de taxis a través de plataformas digitales que no sean aquellas que desarrolle el Gobierno Estatal.
Es entendible el sentir de sus seguidores: todos desean un medio de transporte cómodo y barato, pero los de Pronto empezaron al revés: quisieron funcionar y luego regularizarse. Por algo fue que su amparo ante la justicia federal por los operativos de la Secte no procedió.
¿Cómo se puede ser seguro sin permiso ni regulación? Eso deben preguntarse los usuarios.

MADRUGADORA
La Diputada Federal electa Lorena Cuéllar Cisneros anticipa vísperas.
Ni su jefe político Andrés Manuel López Obrador tiene claro cuáles serán las funciones de los coordinadores estatales de programas de desarrollo, y ella ya salió a medios a decir lo que considera que el cargo significa.
Según la aún Senadora buscará cuidar que los recursos federales lleguen a su destino, porque el dinero ya no llegará a manos del Gobierno del Estado, sino que pasarán por un filtro de vigilancia -o sea ella- para que sean aplicados correctamente.
Si se cumple el principio de que las autoridades solo pueden hacer aquello que la ley mandata, Lorena Cuéllar está en un problema, porque no hay sustento legal para su pretensión.
De hecho, estaríamos ante un escenario de duplicidad de funciones, porque eso que dice que hará ya lo hacen la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano de Fiscalización Superior, que son autónomos, así como la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso local y la Contraloría del Ejecutivo.
Dice que no va a manejar los recursos, sino únicamente vigilará la transparencia de los mismos, pero lo cierto es que no podría hacer ni lo uno ni lo otro, porque ni la figura de coordinador estatal existe en la ley, y francamente, por mucho cariño que le guarde el Presidente Electo, lo cierto es que no tendría la calidad moral para hacerlo, cuando aún no hay claridad sobre su declaración patrimonial, en la que reportó inmuebles a precios irrisibles.
Lo dicho: no por mucho madrugar amanece más temprano.

Comentarios: arenillas87@hotmail.com

Continuar leyendo

Opinión

Cuarta transformación… ¿Educativa?

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / Vaya regreso que tuvieron los maestros después de su receso escolar: la liberación de la maestra Elba Esther Gordillo en las últimas horas del 7 de agosto; el anuncio de que Gilberto Guevara Niebla, aún consejero del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), se sumaría al equipo de transición de Esteban Moctezuma, próximo Secretario de Educación Pública; los horrores, errores y burlas de las que fue objeto la Secretaría de Educación Pública (SEP) por una mano con seis dedos que apareció en el libro de 2º grado de matemáticas de primaria; la sustitución del Acuerdo 696 (por el que se establecían las normas generales para la evaluación, acreditación, promoción y certificación en la educación básica) por el 12/05/2018 (por el que se establecen las normas generales para la evaluación de los aprendizajes esperados, acreditación, regularización, promoción y certificación de los educandos de la educación básica); y la nueva moda de la SEP denominada “Clubes” en preescolar, primaria y secundaria (además de los ajustes administrativos en cuanto a las cargas horarias, el tiempo de receso de los alumnos, y la elaboración de proyectos a partir de una madurez organizacional); fueron, algunas de las noticias más relevantes que, debo decirlo, a más de uno lo dejaron boquiabierto.
Y es que, mire usted, para como están las cosas en el medio educativo, el que sucedan varios acontecimientos, de manera secuenciada y en una misma semana son, simple y sencillamente, para no creerse. ¿Quién es su sano juicio pensaría que “La Maestra”, después de poco más de 5 años en los que estuvo “presa” saldría en libertad justo el día en que a López Obrador le entregarían su constancia como Presidente Electo de México?, ¿quién es su sano juicio pensaría que un férreo y empedernido defensor de la mal llamada reforma educativa sería invitado a colaborar en la SEP por el que, a partir de diciembre de este año, asumirá el cargo que algún día ocupó Vasconcelos?, ¿quién en su sano juicio pensaría la vorágine “administrativa” que desencadenaría la implementación del modelo educativo 2017 en preescolar, primaria y secundaria y los acuerdos que de éste se han desprendido? Y remató: ¿quién en su sano juicio no pensaría que la SEP, de nueva cuenta, cometería un “oso” del tamaño del mundo en los libros de texto gratuitos?
Interesantes cuestionamientos que, desde luego, invitan a la reflexión, pero a una reflexión en serio, porque si usted los analiza a detalle podrá darse cuenta que, en la semana del 6 al 10 de agosto, muy poco se habló del tema educativo y sí, en demasía, del político. ¿Por qué no se habló de lo que les espera a los profesores y alumnos una vez que inicie el ciclo escolar 2018-2019, en cuanto a las dificultades que se tendrán para trabajar los contenidos, dado que del 3º al 6º grado de primaria y 2º y 3º de secundaria, los profesores deberán hacer los ajustes “necesarios” para planificar y evaluar conforme lo indica el acuerdo 12/05/2018 y el nuevo modelo educativo?, ¿por qué no se habló de la reducción de horas-minutos que tendrán, a partir del ciclo escolar 2018-2019, asignaturas fundamentales como el español y matemáticas, dada la implementación de Clubes que se desprenden de la famosa “Autonomía Curricular”?, ¿por qué no se habló de la incapacidad de la SEP para capacitar a los maestros sobre temas fundamentales relacionados con el socioconstructivismo, constructivismo, educación socioemocional (diagnóstico y estrategias para su abordaje), metodologías y estrategias de aprendizaje (ABP, Aprendizaje colaborativo, Aprendizaje cooperativo, etc.), planeación (a partir de la metodología y estrategia seleccionado y con ¿secuencia didáctica?), evaluación (instrumentos de valoración), entre otras tantas cuestiones más?
Si, por qué no se habló de todo ello. La pregunta, aunque parece ingenua, no lo es. Y no lo es porque lamentablemente, estamos tan acostumbrados a observar y ser testigos de todos esos acontecimientos que acaparan los medios de comunicación, impresos y digitales, cuya naturaleza es estrictamente política, que se nos olvida que existen otros tantos temas que son medulares en la formación de los estudiantes mexicanos. Es obvio y, con la “invitación”, por ejemplo, que el mismo Moctezuma le hizo a Guevara Niebla para que se integre a su equipo que, gobiernos van y gobiernos vienen, ya sea de derecha o de centro (y en este caso de izquierda) que la educación les importa un bledo.
No pocos maestros olvidan que Guevara Niebla cometió tremendo error en el Congreso Nacional de Investigación Educativa (COMIE) en la Ciudad de Chihuahua cuando, en medio de ciertas expresiones de inconformidad de varios profesores por la evaluación punitiva, éste le expresó a un maestro que “no tenía derecho a hablar”; no a pocos profesores se les olvida que este personaje, líder estudiantil del movimiento de 68, poco hizo cuando los maestros fueron evaluados a punta de tolete y escudo; no a pocos mentores se les olvida la aplicación de una evaluación puntiva, pero además mal diseñada, por el mismo Instituto que hace unos días efusivamente felicitaba a un integrante de su Consejo por ser parte del equipo del que hace unas semana criticaba hasta el hartazgo; no, no a todos los maestros y maestras se les olvida…
Y por si fuera poco, no a todos los maestros se les olvida que López Obrador prometió en campaña (y aún lo sigue haciendo) que cancelaría la reforma educativa impulsada por Peña Nieto; caray, en política se dice que la forma es fondo y, ciertamente, Obrador aún no ocupa la Presidencia de la República, sin embargo, con la serie de anuncios que ha venido haciendo en voz propia y a través de sus colaboradores, esa, su cuarta transformación educativa, se antoja simple, vana y llena de ocurrencias.
Espero que el Presidente electo transite hacia un proyecto serio y hable en serio. Cansados los maestros estamos de simulaciones como a las que el gobierno peñista nos acostumbró con su “reforma educativa”. Espero que el próximo Secretario de Educación, haya aprendido la lección que vivieron sus antecesores Chuayffet, Nuño y Granados, y que los foros de Consulta para lograr una reforma de la reforma educativa que, a decir de él, comenzarán el próximo 27 de agosto, no sean un absurdo preámbulo de una transformación que no transforme nada.
Tiempo al tiempo.

Continuar leyendo

Lo más leido