Connect with us

Opinión

Opinión 385… Así no DGESPE: así no

Publicado

en

385 Grados / Abelardo Carro Nava / Tlaxcala / En días pasados, el documento: “Planes y Programas de Estudio de la Educación Normal. Documento Base. Transformación Pedagógica de Acuerdo al Nuevo Modelo Educativo (febrero 2018)” estuvo circulando en las redes sociales, para ser más específico, en Facebook. Documento que, en pocas y resumidas palabras, refiere el rediseño curricular que la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE), viene trabajando desde hace unos meses con la intención, a decir de esta última instancia, de “armonizar” la curricula del subsistema de educación normal con el modelo educativo que se implementará en todo el país en agosto de este año. Sí, así como lo leyó usted, este documento estuvo circulando en las redes sociales sin que la propia SEP o la DGESPE emitiera un comunicado con relación a su autenticidad, es decir, para avalarlo o desmentirlo. Lo cual permite inferir, interpretar o deducir que esa información es real, válida y acorde a lo que se ha venido trabajando, repito, desde hace unos meses en diversas entidades de la república mexicana.
Y bueno, después de haber analizado el documento que en cuestión, varias cuestiones se me vinieron a la mente: algunas, relacionadas con la reforma educativa emprendida en nuestro país desde el 2013 a la fecha; otras, con relación a la implementación del modelo educativo a partir de agosto de este año; y unas más, con relación a la pertinencia del diseño curricular que se está proponiendo. Intentaré no extenderme demasiado en cada uno de los puntos (dignos de una profunda investigación y de un análisis más concienzudo) para precisar una postura que, de hecho, da título a estas líneas.
La reforma educativa que emprendió el gobierno del presidente Peña Nieto ha traído más pena que gloria. Así de simple y así de complejo. Muchos investigadores, académicos, profesores y colegas hemos dado nuestro punto de vista al respecto. Como parece obvio, algunos a favor y otros en contra (asunto razonable dado el cristal con que se miren las cosas); sin embargo, un hecho que fue evidente y que ha sido reconocido por propios y extraños, fue el que esa reforma trajo consigo un sometimiento del magisterio a través de las leyes y el doblegamiento de su sindicato. ¿Acaso la DEGESPE no aprendió que mediante una ley, norma o reglamento, la “calidad” de la educación no puede asegurarse en tanto no se trabaje en una profesionalización docente?, ¿acaso por esta razón se publicó (hace unos meses) en el Diario Oficial de la Federación el nuevo reglamento para las normales?, ¿acaso se pensó que de esta manera se sometería a los docentes que laboran en el subsistema de normales para que, después de ello, entrara en vigor el plan de estudios que se viene trabajando?
Por lo que respecta al modelo educativo que entrará en vigor en agosto de este año (y que ya opera en poco más de 1000 escuelas de nivel básico en el país), puede abundarse en demasía, sobre todo si consideramos los cinco ejes de dicho modelo, los 14 principios pedagógicos y el enfoque que permea esa “propuesta” educativa, de menare específica, en los aprendizajes clave para la educación integral pero, a fuerza de ser sincero, después de haber revisado la propuesta de rediseño curricular para las normales, me pregunto: ¿qué significa “armonizar”?, ¿cómo pueden alinearse los cinco ejes del modelo a las normales si aquellos ejes están pensados para “un mundo” donde la educación básica solo tiene sentido para la SEP, el INEE y la CNSPD?, ¿cómo propiciar el desarrollo de los 14 principios pedagógicos si con la malla que propone el rediseño curricular normalista mínimamente contiene cursos (asignaturas) que integran a la pedagogía y a la didáctica tan fundamentales en las escuelas normales?, ¿cómo lograr desarrollar el enfoque competencial que proponen los aprendizajes clave si en la propuesta de rediseño curricular ni siquiera se observa un mínimo referente sobre ello? Preguntas y más preguntas. ¿Y las respuestas?
Por lo que toca al asunto de la pertinencia o no de ese rediseño curricular, tengo que referirme que, efectivamente, es pertinente dicho rediseño dadas las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales que se viven no solo en México sino en el mundo entero. Sin embargo, tal parece que no se tiene un diagnóstico real de esas condiciones y mucho menos, de la forma en que se debe abordar en las escuelas normales, pongo un ejemplo: en el modelo educativo un componente del área de desarrollo personal y social es el de la “educación socioemocional”, propuesta que bien a bien no se ha explicado cómo deberá trabajarse en educación básica y bueno, en la propuesta de rediseño curricular para las normales, se observa este tema en uno o dos semestres (y es mucho) cuando el asunto de las emociones en los seres humanos es harto complejo dadas, repito, las condiciones que estamos viviendo en México. ¿Hay lógica en ello?
Sí, ya sé. Con seguridad alguien me podría decir que es un documento que se encuentra en proceso de construcción y que aún no está terminado. Sí, tal vez alguien más me dirá que en las sesiones de trabajo que ha tenido la DGESPE se ha hablado y discutido sobre ello pero, ¿por qué tenemos que enterarnos de esta información vía redes sociales y no a través de las instancias oficiales si, para acabar pronto, los que van a “operar” los planes de estudios serán los profesores que estarán en cada una de sus respectivas escuelas normales?, ¿acaso se nos olvida que las autoridades educativas son, en muchos casos, sexenales, y quienes operan los programas continuarán con su trabajo con o sin ellos?, ¿por qué entonces en ese documento se refiere que éste ha sido producto de un amplio consenso y debate entre las autoridades y los normalistas?
En todo caso, ¿por qué tanta prisa en implementar una propuesta curricular en las licenciaturas de preescolar y primaria en agosto de año si en los hechos aún falta mucho por trabajar y el final del sexenio está más cerca que nunca?, ¿no se supone que lo que quiere lograrse es que haya una calidad educativa al interior de las normales?, ¿no aprendieron de la experiencia que dejó la implementación del Plan de Estudios 2012 que, por cierto, no ha sido valorado para conocer la pertinencia de éste en las instituciones formadoras de docentes?, ¿acaso no se aprendió de la experiencia que hasta el momento ha dejado la paupérrima implementación del modelo educativo y la pésima capacitación que han recibido los profesores de educación básica?, ¿por qué hasta la fecha que cierro estas líneas no se ha logrado concretar el rediseño curricular en las licenciaturas de educación espacial, física y secundaria?, ¿acaso el modelo educativo no refiere sobre ello?
Sí, creo que de todo ello no se ha aprendido. Sí, considero que es necesario un rediseño curricular en las escuelas normales (ya lo he dicho, llevo años diciéndolo y lo sostengo). Sí, es importante llegar a ello. Sí, a todo eso sí, pero así no DGESPE, así no.
Con negritas:
En la malla curricular del documento que fue motivo de un breve análisis de mi parte, se observa la desaparición del curso sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación, ¿cómo espera la DGESPE que el estudiante normalista conozca lo relacionado al modelo de aula invertida que plantea el modelo educativo? Y, por si esto fuera poco, ¿por qué en la propuesta de rediseño nada se aborda sobre el ámbito de “Oralidad” que consideró el modelo educativo para que sea abordado en la educación preescolar? preguntas y más preguntas… En fin, pocas son las respuestas. Ignorancia mía, supongo.

Continuar leyendo
Haz click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Elba Esther ha vuelto: cómo dueles México

Publicado

en

*Y lo hizo de nuevo. La maestra Elba Esther Gordillo Morales: está de regreso.

385 Grados / Abelardo Carro Nava / Los medios de comunicación cubrieron la mayor cantidad de ángulos posibles. El morbo, la nota o simplemente el deseo de informar a los mexicanos y extranjeros hicieron que aquella mujer que, durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa tocara los cuernos de luna con las manos, ocupara la mayor parte de los noticiarios y redes sociales.
Nada importó el mensaje del presidente, Enrique Peña Nieto, con motivo del inicio del ciclo escolar 2018-2019; nada importó el mensaje del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sobre la cancelación de la reforma educativa; aquí lo que realmente trascendió fueron todas y cada una de las palabras que la profesora emitió después de, a decir de ella, su injusta aprehensión que la llevó a estar cinco años y medio en la cárcel.
¿Mártir, víctima o victimario? Con seguridad habremos de escuchar y leer en los próximos días; sin embargo, no debemos olvidar que, tal como aseguraba Ricardo Raphael, hace unas semanas, en entrevista con Carlos Loret de Mola en su programa Despierta con Loret: la profesora fue encerrada por motivos políticos, y esos mismos motivos políticos son las que la han puesto en libertad.
No, la justicia ni las razones jurídicas que pudieron haberla mantenido en prisión, hicieron valer la fuerza del Estado o un Estado de Derecho a través de sus instituciones. No, la Procuraduría General de la República, jamás hizo bien las cosas como para que su caso estuviera bien armando desde aquel lejano 2013, cuando el exprocurador, Murillo Karam, la puso tras las rejas. No, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), jamás hizo algo para defender a esa maestra que por años estuvo “defendiendo” a su gremio y a su sindicato. No, el epitafio que algún día pronunció la profesora: “aquí yace una guerrera y como guerrera murió”, no fue ni será escrito por el peñismo y compañía. No, la maestra nunca se fue, siempre estuvo presente.
Y la tuvimos presente, porque no fue uno sino varios textos los que se escribieron, aun antes de su detención, que dieron cuenta del inmenso poder que esta mujer acumuló con el paso del tiempo: ejemplo de ello es el de Alberto Aguirre y Arturo Cano en su libro “Doña Perpetua”, el de José Martínez en “La Maestra”, el de Ricardo Raphael en “Los socios de Elba Esther”, el de Rafael Rodríguez Castañeda en “Los rostros de Elba Esther”, el de Francisco Cruz Jiménez en “Los amos de la mafia sindical” o el de José Luis García Cabrera en “Elba Esther, la maestra que nunca se fue”.
La tuvimos presente, porque los medios de comunicación, en todo momento, cubrieron cada uno de los “resultados” que se desprendían de un “caso” mal armado y sin “fundamento”.
La tuvimos presente porque, a pesar de las circunstancias, durante el tiempo en que estuvo al frente de la organización sindical que la vio nacer políticamente, los maestros se vieron beneficiados, en su salario y prestaciones, con la serie de “negociaciones” que emprendía con los gobiernos federales en turno, no así con Juan Díaz de la Torre quien, pese a quien le pese y diga lo contrario, éste entregó sin miramientos al “oficialismo” a un SNTE completamente desdibujado.
Sí, la tuvimos presente porque nunca se fue.
¿Y los maestros?, ¿y el sindicato?, ¿y la educación? Preguntas que, seguramente, después de este 20 de agosto formarán parte del diálogo que pueda darse en el magisterio, en la sociedad, en la política y en la educación de México.
No es para menos que la maestra haya decidió presentarse públicamente justo el día en que los maestros y maestras regresan a clases. No es fortuito que, el día en que López Obrador anuncia la cancelación de la reforma educativa frente al todavía presidente de nuestro país, Enrique Peña Nieto, la maestra haya afirmado que esa mal llamada reforma educativa “se ha derrumbado”. No es accidental que la maestra, en sus palabras, le haya mandado un mensaje muy claro a quien todavía dirige un insípido Sindicato de maestros. No, nada de eso es aventurado. Todo encaja dadas las circunstancias de naturaleza política que se viven en el territorio mexicano.
La lucha por ese sindicato pues, se antoja encarnizada; defensores y opositores al regreso de la maestra, se darán con todo dentro y fuera de las huestes sindicalistas de lo que alguna vez fue conocido como el Sindicato más grande de América Latina; y todo esto, por la recuperación u obtención de un poder que, a todas luces, no ha traído beneficios a la educación pública de México.
En este sentido, y como lo he venido afirmando desde hace tiempo, la educación, con estos hechos; sí, con estos desafortunados hechos, lamentablemente pasa a segundo término, así como también, las condiciones bajo las cuales los maestros y maestras, prestan sus servicios profesionales con la intención de brindar una educación que desarrolle las facultades naturales de los niños, jóvenes y adultos de un país donde precisamente la educación, ha sido devorada por esos políticos y líderes sindicales cuya ambición desmedida no ha traído buenos dividendos para la sociedad en su conjunto.
Sí, la maestra ha vuelto… ¡Ah, cómo dueles México!

Continuar leyendo

Opinión

Opinión 385… Sin permiso y sin regulación 

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Aurora ARENILLAS / La empresa de transporte privado Pronto no solo mantiene operaciones ilegalmente en la entidad, sino que propicia un ambiente de polarización que a nadie conviene.

Sus accionistas sabían que taxistas se manifestarían pacíficamente por la operación irregular de Pronto en varios municipios, y en un afán de desafío, ofrecieron descuentos de 50% a sus usuarios mientras durara la manifestación.
Esta actitud de provocación hace evidente que no se trata de una empresa responsable.
Pronto opera al margen de la ley. Es un hecho que sus mismos accionistas reconocen al aceptar la falta de regulación del servicio que ofrecen.
No cuentan con un permiso expedido por la autoridad competente para usufructuar las vías de comunicación, no pagan impuestos y tampoco garantizan condiciones de seguridad. Por eso representa una competencia desleal para los taxistas con concesión que sí deben cumplir con todo ello.
Desde finales de los noventas hay un decreto que impide la expedición de nuevas concesiones para transporte público, lo que significa que, al prestar un servicio de taxi privado sin ningún tipo de autorización, violan la legislación vigente en materia de comunicaciones y transportes.
Y al insistir en brindar sus servicios mediante una aplicación móvil, violan también el acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado por el que se prohíben, por razones de seguridad al usuario, los servicios de taxis a través de plataformas digitales que no sean aquellas que desarrolle el Gobierno Estatal.
Es entendible el sentir de sus seguidores: todos desean un medio de transporte cómodo y barato, pero los de Pronto empezaron al revés: quisieron funcionar y luego regularizarse. Por algo fue que su amparo ante la justicia federal por los operativos de la Secte no procedió.
¿Cómo se puede ser seguro sin permiso ni regulación? Eso deben preguntarse los usuarios.

MADRUGADORA
La Diputada Federal electa Lorena Cuéllar Cisneros anticipa vísperas.
Ni su jefe político Andrés Manuel López Obrador tiene claro cuáles serán las funciones de los coordinadores estatales de programas de desarrollo, y ella ya salió a medios a decir lo que considera que el cargo significa.
Según la aún Senadora buscará cuidar que los recursos federales lleguen a su destino, porque el dinero ya no llegará a manos del Gobierno del Estado, sino que pasarán por un filtro de vigilancia -o sea ella- para que sean aplicados correctamente.
Si se cumple el principio de que las autoridades solo pueden hacer aquello que la ley mandata, Lorena Cuéllar está en un problema, porque no hay sustento legal para su pretensión.
De hecho, estaríamos ante un escenario de duplicidad de funciones, porque eso que dice que hará ya lo hacen la Auditoría Superior de la Federación y el Órgano de Fiscalización Superior, que son autónomos, así como la Comisión de Finanzas y Fiscalización del Congreso local y la Contraloría del Ejecutivo.
Dice que no va a manejar los recursos, sino únicamente vigilará la transparencia de los mismos, pero lo cierto es que no podría hacer ni lo uno ni lo otro, porque ni la figura de coordinador estatal existe en la ley, y francamente, por mucho cariño que le guarde el Presidente Electo, lo cierto es que no tendría la calidad moral para hacerlo, cuando aún no hay claridad sobre su declaración patrimonial, en la que reportó inmuebles a precios irrisibles.
Lo dicho: no por mucho madrugar amanece más temprano.

Comentarios: arenillas87@hotmail.com

Continuar leyendo

Opinión

Cuarta transformación… ¿Educativa?

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / Vaya regreso que tuvieron los maestros después de su receso escolar: la liberación de la maestra Elba Esther Gordillo en las últimas horas del 7 de agosto; el anuncio de que Gilberto Guevara Niebla, aún consejero del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), se sumaría al equipo de transición de Esteban Moctezuma, próximo Secretario de Educación Pública; los horrores, errores y burlas de las que fue objeto la Secretaría de Educación Pública (SEP) por una mano con seis dedos que apareció en el libro de 2º grado de matemáticas de primaria; la sustitución del Acuerdo 696 (por el que se establecían las normas generales para la evaluación, acreditación, promoción y certificación en la educación básica) por el 12/05/2018 (por el que se establecen las normas generales para la evaluación de los aprendizajes esperados, acreditación, regularización, promoción y certificación de los educandos de la educación básica); y la nueva moda de la SEP denominada “Clubes” en preescolar, primaria y secundaria (además de los ajustes administrativos en cuanto a las cargas horarias, el tiempo de receso de los alumnos, y la elaboración de proyectos a partir de una madurez organizacional); fueron, algunas de las noticias más relevantes que, debo decirlo, a más de uno lo dejaron boquiabierto.
Y es que, mire usted, para como están las cosas en el medio educativo, el que sucedan varios acontecimientos, de manera secuenciada y en una misma semana son, simple y sencillamente, para no creerse. ¿Quién es su sano juicio pensaría que “La Maestra”, después de poco más de 5 años en los que estuvo “presa” saldría en libertad justo el día en que a López Obrador le entregarían su constancia como Presidente Electo de México?, ¿quién es su sano juicio pensaría que un férreo y empedernido defensor de la mal llamada reforma educativa sería invitado a colaborar en la SEP por el que, a partir de diciembre de este año, asumirá el cargo que algún día ocupó Vasconcelos?, ¿quién en su sano juicio pensaría la vorágine “administrativa” que desencadenaría la implementación del modelo educativo 2017 en preescolar, primaria y secundaria y los acuerdos que de éste se han desprendido? Y remató: ¿quién en su sano juicio no pensaría que la SEP, de nueva cuenta, cometería un “oso” del tamaño del mundo en los libros de texto gratuitos?
Interesantes cuestionamientos que, desde luego, invitan a la reflexión, pero a una reflexión en serio, porque si usted los analiza a detalle podrá darse cuenta que, en la semana del 6 al 10 de agosto, muy poco se habló del tema educativo y sí, en demasía, del político. ¿Por qué no se habló de lo que les espera a los profesores y alumnos una vez que inicie el ciclo escolar 2018-2019, en cuanto a las dificultades que se tendrán para trabajar los contenidos, dado que del 3º al 6º grado de primaria y 2º y 3º de secundaria, los profesores deberán hacer los ajustes “necesarios” para planificar y evaluar conforme lo indica el acuerdo 12/05/2018 y el nuevo modelo educativo?, ¿por qué no se habló de la reducción de horas-minutos que tendrán, a partir del ciclo escolar 2018-2019, asignaturas fundamentales como el español y matemáticas, dada la implementación de Clubes que se desprenden de la famosa “Autonomía Curricular”?, ¿por qué no se habló de la incapacidad de la SEP para capacitar a los maestros sobre temas fundamentales relacionados con el socioconstructivismo, constructivismo, educación socioemocional (diagnóstico y estrategias para su abordaje), metodologías y estrategias de aprendizaje (ABP, Aprendizaje colaborativo, Aprendizaje cooperativo, etc.), planeación (a partir de la metodología y estrategia seleccionado y con ¿secuencia didáctica?), evaluación (instrumentos de valoración), entre otras tantas cuestiones más?
Si, por qué no se habló de todo ello. La pregunta, aunque parece ingenua, no lo es. Y no lo es porque lamentablemente, estamos tan acostumbrados a observar y ser testigos de todos esos acontecimientos que acaparan los medios de comunicación, impresos y digitales, cuya naturaleza es estrictamente política, que se nos olvida que existen otros tantos temas que son medulares en la formación de los estudiantes mexicanos. Es obvio y, con la “invitación”, por ejemplo, que el mismo Moctezuma le hizo a Guevara Niebla para que se integre a su equipo que, gobiernos van y gobiernos vienen, ya sea de derecha o de centro (y en este caso de izquierda) que la educación les importa un bledo.
No pocos maestros olvidan que Guevara Niebla cometió tremendo error en el Congreso Nacional de Investigación Educativa (COMIE) en la Ciudad de Chihuahua cuando, en medio de ciertas expresiones de inconformidad de varios profesores por la evaluación punitiva, éste le expresó a un maestro que “no tenía derecho a hablar”; no a pocos profesores se les olvida que este personaje, líder estudiantil del movimiento de 68, poco hizo cuando los maestros fueron evaluados a punta de tolete y escudo; no a pocos mentores se les olvida la aplicación de una evaluación puntiva, pero además mal diseñada, por el mismo Instituto que hace unos días efusivamente felicitaba a un integrante de su Consejo por ser parte del equipo del que hace unas semana criticaba hasta el hartazgo; no, no a todos los maestros y maestras se les olvida…
Y por si fuera poco, no a todos los maestros se les olvida que López Obrador prometió en campaña (y aún lo sigue haciendo) que cancelaría la reforma educativa impulsada por Peña Nieto; caray, en política se dice que la forma es fondo y, ciertamente, Obrador aún no ocupa la Presidencia de la República, sin embargo, con la serie de anuncios que ha venido haciendo en voz propia y a través de sus colaboradores, esa, su cuarta transformación educativa, se antoja simple, vana y llena de ocurrencias.
Espero que el Presidente electo transite hacia un proyecto serio y hable en serio. Cansados los maestros estamos de simulaciones como a las que el gobierno peñista nos acostumbró con su “reforma educativa”. Espero que el próximo Secretario de Educación, haya aprendido la lección que vivieron sus antecesores Chuayffet, Nuño y Granados, y que los foros de Consulta para lograr una reforma de la reforma educativa que, a decir de él, comenzarán el próximo 27 de agosto, no sean un absurdo preámbulo de una transformación que no transforme nada.
Tiempo al tiempo.

Continuar leyendo

Lo más leido