Connect with us

Opinión

Sueños de un sindicalismo democrático: el SNTE fracturado

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / Años han pasado desde que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue considerado como la organización sindical más importante y poderosa de América Latina y, tal vez, del mundo entero. Y es que como bien sabemos, los orígenes del SNTE nos remontan a los movimientos sociales, cuya base se halla, en la exigencia de justicia para miles de trabajadores que, a diestra y siniestra, fueron explotados y humillados por un puñado de caciques y empresarios en México. 

La Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM, 1918) y, posteriormente, la Confederación de Trabajadores de México (CTM, 1936), fueron el preludio de un sindicato magisterial que, años más tarde, nació con el nombre que ya conocemos: Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación; esto, porque tales organizaciones sindicales, aglutinaron en su momento, a grupos de maestros de varias entidades de la República Mexicana, destacando entre ellos, Vicente Lombardo Toledano, quien fue el organizador de la primera Liga de Profesores en el Distrito Federal en 1920.

De esta forma, entre 1920 y 1949, surgieron diversas organizaciones cuyo fin, estaba fincado en la defensa de los trabajadores de la educación; sobresalen: la Confederación Nacional de Organizaciones Magisteriales (CNOM), la Confederación Mexicana de Maestros (CMM), el Frente Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FUNTE), el Sindicato Único de Trabajadores de la Enseñanza Superior Campesina (SUTESC), la Confederación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (CNTE), la Unión Nacional de Encauzadores Técnicos de la Enseñanza (UNETE), entre otras tantas más que, por falta de espacio más no de ganas, no menciono en estos momentos, pero que, indiscutiblemente, me permiten contextualizar los orígenes del SNTE.

Así, como es sabido, el ex Presidente Manuel Ávila Camacho, en una jugada política bien jugada (valga la redundancia), en pro de una “supuesta” Unidad Nacional, convocó a esta serie de “pequeños” sindicatos con el propósito de formar uno solo que aglutinara a todos los trabajadores de la educación esparcidos en el territorio mexicano; para ello, el papel que desempeñó el Comité de Unificación Magisterial, fue fundamental para el logro de la visión presidencial que en puerta se asomaba: contar con un bastión político para la refundación del Partido de la Revolución Mexicana (PRM), mejor conocido en nuestros días por sus siglas como PRI (Partido Revolucionario Institucional).

En sus inicios, en el año de 1943, los principios del SNTE, tuvieron como base la defensa de los intereses de los trabajadores de la educación; no obstante, no debe olvidarse que también, “camino a la par del Estado posrevolucionario, por el centro político, bajo la idea nacionalista y populista de la Revolución Mexicana” (Góngora y Leyva, 2007). Ello ¿qué significó? La respuesta encuentra sentido en su participación en diversas actividades gremiales y profesionales – por su incipiente vinculación con la Secretaría de Educación Pública (SEP) –, pero también, en las políticas partidarias, dado su origen que, como hemos visto, se vincula con el extinto Partido de la Revolución Mexicana (PRM).

Ahora bien, si hacemos un recuento de los líderes que han estado al frente de esta organización sindical, la historia nos presenta nombres y datos interesantes: Luis Chávez Orozco, 1943-1945; Gaudencio Peraza, 1945-1948; Jesús Robles, 1949-1952; Manuel Sánchez, 1952-1955; Enrique W. Sánchez, 1955-1958; Alfonso Lozano, 1958-1961; Alberto Larios, 1961-1964; Edgar Robledo, 1964-1967; Félix Vallejo, 1967-1970; Carlos Olmo, 1971-1972; Carlos Jonguitud, 1974-1989 (15 años al frente del SNTE); Elba E. Gordillo, 1989-2013 (24 años como “lideresa” del SNTE), Juan Díaz, 2013-2018 (5 años a la cabeza del SNTE); y Alfonso Cepeda, 2018 (hasta la fecha).

Insisto, nombres y datos, que reflejan una de esas tantas realidades que ha vivido esa organización sindical con el transcurrir de los años. Al respecto: ¿en qué momento dejó de haber una transición de poderes o liderazgos por un periodo de dos a tres años?, ¿cuál fue el argumento para que, durante 15 años, se mantuviera al frente del SNTE Carlos Jonguitud Barrios?, ¿tal “permanencia” de La Maestra, por 24 años, significó la existencia de una “democracia” cuando, como se ha visto, los periodos de sus antecesores oscilaron entre esos dos o tres años? Y, por si esto fuera poco, ¿qué sabemos sobre un grupo de choque, que parió cierto líder sindical, y que fue conocido como “Vanguardia Revolucionaria”? Hablamos entonces de la existencia y permanencia, a partir de la década de los 70’s, de un voto ¿coercitivo? Ligado, desde luego, a los intereses personales y de ciertos grupos políticos, pero no así, al grueso de sus agremiados. ¿Democracia simulada o sueños de una democracia vivida?

Todo este antecedente lo traigo a colación, por lo que al interior de ese sindicato se vive en estos días, desde luego, a partir de la reforma laboral y que a la fecha está vigente en nuestro país; y por los trabajos que se desarrollaron en la XLIX Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional del SNTE, y del cual, emanó un reglamento para la elección de las directivas seccionales; esto, según se dijo, con el propósito de que dicho reglamento, sea parte del proceso de armonización con la Ley Laboral recién aprobada, a fin de que sea enviado al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje y, con ello, se otorgue la toma de nota y, como es de esperarse, entre en vigor.

En este sentido, es que resultó irrisorio lo que, derivado de esa sesión extraordinaria, Alfonso Cepeda, actual líder sindical, expresó: “dar certeza a los compañeros de base de que (en) el reglamento se plasmen todos los aspectos que tienen que ver con la transparencia, con la limpieza en las elecciones, con la certeza de que todo se hizo en orden, para respetar el sufragio de cada integrante del SNTE en su sección sindical” (Profelandia.com, 1/11/2019).

En verdad, ¿estaremos ante la elección de un dirigente a partir de lo que decida la base trabajadora cuando, en esa sesión extraordinaria, participaron los mismos de siempre?, ¿por qué no se realizó una reforma estatutaria que asegure un ejercicio democrático en el más amplio sentido de la palabra? Consecuentemente, ¿de qué democracia estamos hablando?, ¿de la misma de siempre?

Para nadie es desconocido que, al interior del SNTE, prevalecen ciertas prácticas antidemocráticas indeseables o, bien, una simulación democrática; en consecuencia, ¿habrá una corriente sindical diferente que limpie por completo el SNTE? Fracturado está, ¿viene su deceso?

Finalmente quiero expresar que, hace unos días Manuel Gil Antón, destacado investigador mexicano, en una de sus columnas, le otorgó un voto de confianza al “Sindicato”; yo pienso que su refundación sería inminente. Lo malo de este asunto es que, mientras se mantenga a la misma gente al interior de la organización y se alimente de ese sindicato, el charrismo sindical seguirá vigente y, la esperanza por una justicia hacia los derechos laborales de los trabajadores de la educación tendrá que esperar o, en el peor de los casos, ser un sueño: un sueño democrático y, en ello, talvez, se habrá de quedar.

Referencias:

Carro, A. (18/03/2016). El SNTE… ¿en crisis? Educación Futura

Recuperado de: http://www.educacionfutura.org/el-snte-en-crisis/

Carro, A. (27/05/2016). El SNTE: de vuelta a su origen, ¿y la CNTE? Educación Futura.

Recuperado de: http://www.educacionfutura.org/el-snte-de-vuelta-a-su-origen-y-la-cnte/

Gil, M. (19/10/2019). A favor del Sindicato. El Universal.

Recuperado de: https://www.eluniversal.com.mx/opinion/manuel-gil-anton/favor-del-sindicato?fbclid=IwAR12gDJZf5lWHwVE0yZzT-sEXWcU30XKY7r6QzLJmLsnT_Zch9xFrCljcyI

Góngora, J. y Leyva M.A. (2008). El SNTE en su encrucijada: política o educación. Laboratorio de políticas Públicas Buenos Aires. ISBN: en trámite.

Redacción. Profelandia.com. (1/11/2017). Define SNTE nuevos procesos para elegir a sus dirigentes sindicales. Prfelandia.com

Recuperado de: https://profelandia.com/define-snte-nuevos-procesos-para-elegir-a-sus-dirigentes-sindicales/?fbclid=IwAR0cdTtARbuzom919iogMMtuOfXE1BNXXzfcGRTNX9HiR1p5mPAd7NKhSMQ

Continuar leyendo
Haz click para comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El reglamento del SNTE: mismas prácticas, mismos resultados

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / El Reglamento para la Elección de Directivas Seccionales que, en días pasados, dio a conocer el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), dada la reforma laboral aprobada el 11 de abril de 2019 por la Cámara de Diputados y, por la de Senadores, el 29 de abril de ese mismo año, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 1 de mayo, también, de ese año; muestra la escasa – por no decir nula – democracia sindical a la que se supone, se aspiraba llegar desde inicio del actual gobierno y con el arribo de Alfonso Cepeda a la dirigencia de lo que fuera en algún momento: el sindicato más grande de América. ¿Cuántas veces habremos oído decir que, con la aprobación de nuevas leyes en materia laboral, se contaría con una democracia efectiva al interior de los sindicatos en México? Muchas; no obstante, la duda o incertidumbre siempre estuvo presente – al menos en quien escribe estas líneas – y hoy, con la emisión de ese documento, supuestamente armonizado con la Ley de Trabajo vigente, queda claro que la lucha por los derechos laborales de los trabajadores de la educación ha sido, es y será lo de menos; esto, porque en esencia, la “elección” de las directivas seccionales del SNTE, es una simulación más de quien encabeza la actual dirigencia nacional y, desde luego, de su Comité Ejecutivo Nacional.

Si esto no fuera así, ¿por qué en el mencionado documento se especifica que, con este nuevo reglamento, se vuelve al origen unitario, democrático y socialmente responsable del SNTE para proyectarlo, en la construcción de un sindicalismo al que se está decidido consolidar? (SNTE, 2020). Pregunto: ¿por qué volver al origen?, ¿a cuál origen se refiere?, ¿cuándo o en qué momento se desvirtuó ese origen? Peor aún, ¿quién lo desvirtuó y de qué manera fue desvirtuado y aprobado por sus dirigentes nacionales?

Y por si esto fuera poco, ¿por qué en ese reglamento, en la exposición de motivos, se lee que a partir de ese documento se profundiza la democracia del SNTE, al reglamentar el párrafo segundo del artículo 249 del estatuto sindical, que establece la elección por voto universal, libre, directo, secreto, personal e intransferible de los miembros con derecho a voto? (SNTE, 2020). Es decir, antes de esta nueva reglamentación, ¿qué tipo de democracia existía? Y vaya, ¿por qué en los hechos: los mismos personajes de los mismos cuadros de los mismos grupos políticos sindicales ocuparon las Secciones Sindicales? Caray, ¿de qué tipo de democracia estamos hablando? Sí, con seguridad de una de tipo normativa o prescriptiva que solamente se queda en las leyes – y al parecer la ley es letra muerta en México –, y de una descriptiva, que se vive en el plano real y de las prácticas “institucionalizadas” que giran en torno a un solo eje: el poder.

Ahora bien, para entrar un poco más a los detalles, llama la atención que en su Título Primero “Disposiciones Generales”, Art. 1, se señala que ese reglamento fue mandatado en la XLVIII Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional y expedido por mandato de la XLIX Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional con fundamento en lo dispuesto en el Art. 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado. Al respecto, ¿quiénes formaron parte de ese Consejo Nacional? Y peor aún, además de lo dispuesto en la Ley vigente, ¿cuáles fueron los “criterios” para establecer el proceso de elección de las directivas seccionales?

Interrogantes y más interrogantes, por ejemplo, ¿por qué es necesario haber desempeñado un cargo de representación sindical cuando en los hechos, sabemos bien, que quienes “habitan” y “cohabitan” las estructuras sindicales son los mismos personajes de siempre? Curiosamente, este inciso, pequeño en contenido, estipulado en el Art. 8 “Derecho a ser votado”, es un gran candado que limita la aspiración de cualquier trabajador que desee participar en ese proceso “electoral”. Insisto, ¿de qué tipo de democracia estamos hablando?

Seguimos, desde luego, en la misma tesitura, ¿por qué en los requisitos específicos de elegibilidad se establece un inciso que refiere haber ocupado un cargo a nivel seccional si es que se desea ocupar la Secretaría General del Comité Ejecutivo Seccional?, ¿mismo candado, más de lo mismo? Sí, llegado a este punto con seguridad alguien podrá refutarme que para todo cargo que se desee ocupar en las Secciones Sindicales se requiere de una “carrera sindical” o, como también se le llama, de una “trayectoria sindical”. Asunto que me parece de los más debatible y polémico porque, si entendemos por “carrera o trayectoria sindical”, haber ocupado algún cargo al interior del sindicato, ¿cómo se valoró la carrera o trayectoria de Carlos Jonguitud, Elba Esther Gordillo, Juan Díaz de la Torre y Alfonso Cepeda para que llegaran a ocupar la Secretaría General de dicho sindicato?, ¿cuál fue su carrera o trayectoria sindical? Entonces, ¿carrera es mérito?, ¿qué tipo de mérito?, ¿qué tipo de carrera?

Y bueno, para finalizar este penoso y lamentable asunto; desde mi perspectiva, si algo podía haberse rescatado en la elaboración de este documento, era el de la participación de Observadores Electorales, un tema que me parece de lo más importante en cualquier proceso electoral y que, desafortunadamente, quedó en los términos del Art. 19 que a la letra dice: “El Comité Ejecutivo Nacional podría acreditar observadores electorales durante el proceso de elección de las Directivas Seccionales Sindicales, quienes no podrán interferir de manera alguna en el mismo, ni serán vinculantes las opiniones que emitan” (SNTE, 2020). Entonces, ¿para qué se quiere o establece un observador electoral si su función se limita a la observación… ¿y su opinión? Bien gracias. Vaya democracia de la que estamos hablando.

En suma, mi estimado lector, considero que la “democracia”, en nuestros días, se ha diluido y vulgarizado en demasía; todos reclaman para sí el concepto pero seguimos sin entenderlo, tal y como lo advirtió Hans Kelsen hace tiempo: “ este concepto – el más explotado entre todos los conceptos políticos – resulta aplicado a todo los fines y en todas las ocasiones posibles, y adopta significados contradictorios en ciertos casos, cuando no ocurre que la irreflexión usual del lenguaje político vulgar lo rebaja a una frase convencional que no responde a ningún sentido determinado” (Kensen, 1934: 11-12).

Con negritas:

Mientras todo esto sucede, lo de la difusión y discusión del polémico reglamento del SNTE, en diversas entidades del país, desde hace un buen rato, ya se ha abierto un proselitismo desmesurado; todos quieren ser el “líder” y, efectivamente, son los mismos de siempre, de los mismos cuadros de siempre, y de los mismos grupos políticos de siempre; sí, los mismos del SNTE. Hecho que augura los mismos resultados de siempre.

Al tiempo.

Referencias:

Hans, k. (1934). Esencia y valor de la democracia. España.

Redacción Profelandia.com (13/01/2020). Reglamento para la elección de directivas seccionales del SNTE. Profelandia.com

Recuperado de: https://profelandia.com/reglamento-para-la-eleccion-de-directivas-seccionales-del-snte/?fbclid=IwAR2ft98ObMkgxIbZZSt-2R_JXdjr8dyNYeppChy3fHN8omoHUVE4VsjBec0

Continuar leyendo

Opinión

Los comisionados sindicales: un sueño inacabado de la mal llamada reforma educativa y… ¿de la 4T?

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / Corrían los últimos días del mes de febrero de 2013 y, curiosamente, también eran los últimos días en libertad de La Maestra Gordillo, lideresa vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Claro, la mal llamada reforma educativa que impulsó el gobierno peñanietista necesitaba de “nuevos” aliados o, mejor dicho, de “subordinados”, que no se interpusieran en los intereses de un gobierno, cuyo Pacto Por México, había sentenciado la brutal agresión que sufrirían más adelante los maestros y maestras de México.

De botepronto, Juan Díaz de la Torre, fue ungido como el máximo líder de los trabajadores de la educación. El discurso “sindical”, como parece obvio, cambió de la noche de la mañana, y el apoyo a la reforma educativa de 2013 fue inminente. Nada importaron los agravios cometidos contra los maestros y maestras; nada importó la denostación continua hacia el magisterio por parte de Chuayffet y, posteriormente, de Nuño; nada importó las vejaciones de las que fueron objeto los profesores en la aplicación de una evaluación punitiva que lastimó sus derechos; sí, nada de eso importó, porque la suerte del magisterio estaba echada con la aprobación de la mal llamada reforma educativa, y con la llegada de Juan Díaz de la Torre a la dirigencia de lo que un día se conoció como el Sindicato más grande América. ¿Qué hubiera pasado si La Maestra no hubiese sido encarcelada? Buena pregunta, varias respuestas.

Ahora bien, derivado de esa reforma educativa, se “intentó” el ordenamiento de la nómina magisterial a través de la construcción del Sistema de Información y Gestión Educativa (SIGED), así como también, de lo que hoy día se conoce en el gremio como FONE, que no es otra cosa más que el Fondo de Operaciones para la Nómina Magisterial y el Gasto Operativo; el propósito de ambas cuestiones, se dijo, era acabar con los “aviadores” y “comisionados” sindicales que “sangraban” el recurso que podía destinarse a mejores obras y acciones; de hecho, Nuño Mayer, por esas fechas, se jactaba de ese gran logro: la eliminación de los comisionados sindicales.

Pasados algunos años, México Evalúa, dio a conocer los resultados de un estudio que denominó: “La Impunidad en la Nómina Magisterial. Uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo” que, como expongo brevemente, en estos días, ha puesto al descubierto lo que miles de trabajadores de la educación conocen pero que no se atreven a denunciar, simple y sencillamente, porque su trabajo o el apoyo del “sindicato” está en juego. Curiosamente, los datos que en este documento se plasman, son una muestra palpable de que: a) en política todo se vale; b) la ley es letra muerta en México; c) la recuperación de la rectoría de la educación fue una falacia; c) el SNTE sigue siendo el SNTE, tan lejos de Dios y tan cerca de los gobiernos.

Entre los datos que nos ofrece este estudio (2015 y 2017) destacan las siguientes entidades federativas en las que, las irregularidades por concepto de comisionados sindicales, fueron una realidad más que evidente: 1. Aguascalientes: 1,440 comisionados; 2. Chihuahua: 288 comisionados; 3. Coahuila: 443 comisionados; 4. Durango: 437 comisionados; 5. Guanajuato: 638 comisionados; 6. Hidalgo: 376 comisionados; 7. Jalisco: 501 comisionados; 8. Estado de México: 766 comisionados; 9. Morelos: 664 comisionados; 10. Puebla: 312 comisionados; 11. Tlaxcala: 278 comisionados; 12. Veracruz: 733 comisionados. Irregularidades que nos hablan de, repito, una serie de irregularidades puesto que, como puede leerse en el documento, dichos comisionados sindicales recibieron (en su conjunto) millones y millones de pesos por realizar una labor que, poco tiene que ver con lo educativo, pero sí, mucho con lo político.

En este mismo documento, se destacan algunos estados por la escasa presencia de comisionados; lo cual no significa que no existan o que sean pocos, es decir, como sabemos, existen ciertos “trabajadores” cuyas adscripciones son estatales y no federales y, por tal razón, habría que ser cuidado al momento de leer dichos datos; las entidades que, según este estudio tienen un menor número de estos “agentes” son: 1. Baja California: 18 comisionados; 2. Campeche: 38 comisionados; 3. Chiapas: 56 comisionados; 4. Guerrero: 34 comisionados; 5. Michoacán: 3 comisionados; 6. Quintana Roo: 42 comisionados; 7. Tabasco: 75 comisionados; 8. Yucatán: 5 comisionados.

En todo caso, ya sea en mayor o menor número, la realidad de las cosas es que esa “figura”, a pesar de las Leyes aprobadas por el legislativo durante el 2012 y puestas en marcha a partir de 2013, tuvo presencia (y la sigue teniendo, tal vez con mayor fuerza en estos días) y, desde luego, estuvo absorbiendo recursos de la federación, aun cuando en el discurso se dijo que la Secretaría de Educación Pública (SEP) dejaría de pagar mil millones de pesos a los comisionados sindicales.

Vaya, reza el dicho que “del plato a la boca se cae la sopa”, y es cierto.

Ahora bien, como seguramente usted tiene conocimiento, con la llegada de un nuevo gobierno a Palacio Nacional, se pensó que las cosas cambiarían considerablemente. Sin embargo, en esta materia, la de los comisionados sindicales, no se ha hecho mucho que digamos; estos “agentes”, siguen teniendo presencia en cada una de las Secciones Sindicales del país; es más, puedo asegurar que, con la reforma laboral y la tan llamada “democracia sindical” que prometió este gobierno, se incrementará el número de comisionados en cada una de las entidades. ¿Y la educación apá? Como ya se ha hecho costumbre, pasará a segundo término.

Con negritas:

Si hablamos de “democracia sindical”, el SNTE, con la publicación de su “nuevo” reglamento para la elección de sus directivas seccionales, ha dado muestra de una antidemocracia en el más amplio sentido de la palabra, pero como ésta es harina de otro costal, la abordaré en otro momento.

Referencias:

Redacción MVS NOTICIAS (26/02/2013). Detienen a Elba Esther Gordillo por desvío de 2 mil 600 mdp del SNTE. Mvs Noticias

Recuperado de:

Detienen a Elba Esther Gordillo por desvío de 2 mil 600 mdp del SNTE

Hernández, L. (2013). SNTE camia postura; avala reforma educativa. Excelsior.

Recuperado de:

https://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/04/11/893458

Redacción 24 Horas. SEP especifica siete ejes para hacer cumplir la reforma educativa. 24 Horas.

Recuperado de: http://www.mexicanosprimero.org/index.php/educacion-en-mexico/enterate/noticias-de-hoy/313-sep-especifica-siete-ejes-para-hacer-cumplir-la-reforma-educativa%2024%20horas

León, M. (2016). SEP dejará de pagar mil mdp a comisionados sindicales. El financiero.

Recuperado de: https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/sep-recortara-a-mil-200-comisionados-sindicales-que-recibian-mil-mdp

IMCO (14/01/2020). Impunidad en la nómina magisterial.

Recuperado de: https://imco.org.mx/temas/la-impunidad-la-nomina-magisterial-via-mexico-evalua/.

Continuar leyendo

Opinión

La Casa del Jabonero…Las plataformas digitales en Tlaxcala y los monopolios

Publicado

en

Tlaxcala es un estado donde el uso de las tecnologías es evidente que ya forma parte de su vida cotidiana, pero hay actores políticos que pretenden regresar al viejo esquema de los monopolios.

La entidad vive el auge de la transformación de la economía clásica en una digital, en donde empresas como Uber y Pronto,  esta última orgullosamente creada desde el estado más pequeño del país, ponen en contacto a quienes ofrecen un bien o servicio con quienes necesitan del mismo.

Los expertos opinan que esto permite utilizar capacidades hasta ahora infrautilizadas, incentiva la colaboración de personas que no tienen que dedicarse profesionalmente y a tiempo completo a ciertas actividades; e incrementa la oferta de bienes y servicios. Sin embargo, también tienden a romper monopolios e incrementar la competencia local.

Las plataformas digitales de las denominadas Empresas de Redes de Transporte (ERT), han recibido un amplio respaldo  de los tlaxcaltecas, y quien esto escribe ha probado las bondades y la economía de este servicio como Pronto y Uber. 

Miles de tlaxcaltecas, cansados de las carencias y los precios elevados del taxi tradicional, han visto una opción para resolver sus problemas cotidianos de movilidad.

No se trata de linchar a los taxistas de la entidad, porque son personas que necesitan el trabajo, pero tampoco  han querido acoplarse a la modernización.

Tras presiones a los legisladores, y si no hay cambios de última hora, este jueves será llevado al pleno legislativo la dictaminación de la propuesta de reforma a la Ley de Comunicaciones y Transportes del Estado de Tlaxcala, que pretende que sean solo los concesionarios quienes presten este tipo de servicio en Tlaxcala, cerrando el paso a plataformas como Pronto y Uber. La idea es dar exclusividad a los concesionarios.

Lo curioso es que quienes avalan o impulsan esta propuesta son diputados de Morena y del PRD, quienes en campaña  se rasgaban las vestiduras porque a empresas como Pronto no las dejaban operar, y ahora que son legisladores, les cierran el paso.

Los diputados morenistas José María Méndez, Jesús Rolando Pérez Saavedra y Miguel Piedras, éste último presidente de la Comisión de Movilidad, Comunicaciones y Transporte del Poder Legislativo, de quien dicen tiene conflicto de intereses, debido a que según es dueño de una flotillas de taxis, y el perredista, pero más morenista o petista, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, son los señalados de ponerse del lado de los intereses de los transportistas locales para que sean solamente ellos los que puedan prestar el servicio de taxi mediante uso de plataformas digitales.

Habrá qué preguntarles a este cuartero de representantes del pueblo en Palacio Legislativo, es que si es una reforma que beneficia o afecta a una colectividad, ¿Por qué la sociedad no fue tomada en  cuenta a través de foros reales, y no simulados?
¿A usted lo tomaron en cuenta para esta reforma a la Ley de Comunicaciones y Transportes del Estado de Tlaxcala?

¿Lo tomaron en cuenta para conocer la problemática en materia de movilidad en el estado de Tlaxcala?

Lo cierto, es que son preguntas que deben contestar los señores legisladores, y en caso de aprobar la citada reforma a la ley, quedará por siempre la duda que hubo intereses económicos$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$, por encima de los de la sociedad tlaxcalteca.

También recordar que el  Gobierno del Estado publicó en el Periódico Oficial el acuerdo mediante el que creó el registro para que las personas morales autorizadas operen y administren -de manera regulada por la Administración Estatal- sus plataformas digitales para dispositivos fijos o móviles, con el objetivo de que los particulares puedan contratar el servicio de taxi en la entidad.
Las personas morales se registraron ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte), a través de una convocatoria que emitió la dependencia y presentaron los siguientes documentos: acta constitutiva de la empresa, nombre e identificación del representante legal, nombre, abreviatura y logo de la aplicación e información general del funcionamiento de la aplicación.

Además, debieron exhibir el convenio en el que se comprometieron a aportar el 1.5 por ciento por cada viaje que se realice, al Fondo de Movilidad y Transporte, así como el formato de cláusula de confidencialidad llenada, aceptada y rubricada de conformidad.

Estos requisitos fueron cumplidos en tiempo y forma por las empresas Pronto y Uber, lo que significa un escollo legal a la pretensión de diputados de beneficiar a los concesionarios de taxis.

Surgió en change.org la solicitud en internet http://movilidadtlaxcala.mx/, donde piden apoyar con su firma el alto al monopolio del transporte, la cual lleva ya más de dos mil firmas.

Ahí, el diputado Miguel Piedras de MORENA, es señalado de presentar una iniciativa de ley que lastima el derecho de las y los tlaxcaltecas a tener una movilidad justa, pretendiendo una protección regulatoria a sus intereses como concesionario y al de un solo grupo.

Veremos cómo salen los diputados de este brete.

Me lo contaron ayer...Un poco de humor…El pasado 28 de diciembre, haciendo gala de humor por ser Día de los Inocentes, el legislador panista Omar Milton López Avendaño anunció en su muro de facebook. “Hoy, hacemos historia, anuncio mi adición a la bancada del PT.

Semanas después, 14 de diciembre, para unos de forma sorpresiva, y para otros no, por unanimidad de votos, el diputado Omar Milton López Avendaño, logró la designación como presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, para el segundo periodo ordinario de sesiones, que arranca este próximo 15.

Milton López Avendaño, era visto como uno de los principales opositores a la cuarta transformación, y crítico burlón de sus errores, logro que las bancadas de Morena, PT, y del PEST, la alianza de “Juntos Haremos Historia”, votaran por él.

Los mensajes no son tan claros.

Amor con amor se paga. ¿Que ofreció a cambio del apoyo a los de “Juntos Haremos Historia”.

¿Será que el anuncio del 28 de diciembre no era tan broma?

Lo cierto, es que el panista tiene la oportunidad de hacer un trabajo histórico al frente de la mesa directiva, y con los votos para que el protagonismo no lo maree y mantenga los pies en la tierra.

 

Continuar leyendo

Trending