Connect with us

Opinión

La Casa del Jabonero…El viejo o nuevo PRI en Tlaxcala. Morir o no morir.

Publicado

en

Noé Rodríguez Roldán será el nuevo dirigente del PRI en Tlaxcala, algo que estaba cantado desde hace varias semanas.

Sin lugar a dudas, que su llegada está avalada por el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien tomó el control del partido poco después que asumió la gubernatura.

Nadie puede dudar que, el oriundo de Calpulalpan, cuente con las tablas para dirigir un partido, pero tiene en sus manos un instituto que no goza de buena aceptación entre los tlaxcaltecas que, de acuerdo a las últimos estudios de opinión, simpatizan con Andrés Manuel López Obrador.

Aunque, tampoco puede darse completamente por muerto al tricolor en un estado donde gobierna y cuenta con estructura y recursos económicos de movilización.

Durante el registro de la fórmula que encabeza Rodríguez Roldán, llamó la atención la presencia del secretario de Educación Pública, Florentino Domínguez Ordoñez, uno de los aspirantes a la gubernatura, y en su momento posible adversario de Rodríguez Roldán.

El ex titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte), tendrá primero que definir entre sus aspiraciones de querer ser candidato al Poder Ejecutivo o dirigir un partido donde haya garantías para quienes pretenden también a esa nominación, pues no puede jugar a ser juez y parte.

No hay mucha tela de donde cortar en el PRI para elegir a su candidato a gobernador, pues de entre la alcaldesa capitalina, Anabell Ávalos Zempoantecatl, Florentino Domínguez Ordoñez, Anabel Alvarado Varela, Manuel Camacho Higareda y el propio Noé Rodríguez Roldán, saldrá el candidato.

Hace una semanas, el 31 de agosto para ser exactos, el gobernador Marco Mena lanzó un mensaje en un acto masivo de priístas, donde aseguró que en el PRI  las candidaturas no están predefinidas, por lo que tienen que trabajar todos por ellas.

“Se va a tener que hacer un trabajo de revisión amplia en secciones y municipios para que podamos distinguir estos liderazgos y, aquellos quienes aspiren a una candidatura, comiencen a trabajar por ella, porque no va a ser el partido quien se las otorgue, van a ser ellos con la preferencia de la gente quienes la ganen. No hay candidaturas predefinidas, todos tienen que trabajar por ellas y tenemos como partido ser tan prácticos como eficaces”, aseguró.

Días antes de ese mensaje, el mandatario priísta reunió en Casa de Gobierno a quienes son mencionados como posibles aspirantes a sucederlo en el cargo, como Anabel Alvarado Varela, Anabell Ávalos Zempoalteca, Noé Rodríguez Roldán, Florentino Domínguez Ordóñez, Manuel Camacho Higareda, a quienes les dijo que no había dardos cargados, y quien tuviera aspiraciones se pusiera trabajar y ganar la aceptación de los tlaxcaltecas.

Las cartas de Marco Mena están echadas, y se supone que quien llegue mejor posicionado en las encuestas, será al que apoye, aunque no forme parte de su equipo cercano, como Anabell Avalos y Noé Rodríguez Roldán.

Mucho se ha hablado que Anabell Ávalos y Noé Rodríguez Roldán no son las cartas de Marco Mena, y que llegado el momento designará a otro candidato de entre Florentino Domínguez y Anabel Alvarado, pero al final solo quien despacha en Palacio de Gobierno sabe su estrategia.

Al final puso a competir a todos, y quien sea más inteligente y haga una estrategia adecuada, será quien sea su candidato, si la lógica funciona.

Recordemos a Enrique Peña Nieto cuando era gobernador del Estado de México y tuvo en sus manos la decisión de elegir a Alfredo del Mazo como su candidato, pero al final optó por Eruviel Avila para no romper al partido y perder ese bastión priísta.

En Tlaxcala, el escenario puede ser similar, pues ya partidos de oposición coquetean con quienes queden fuera de la nominación priista, y basta recordar que el CEN del sol Azteca declaró que no veía mal a la alcaldesa capitalina como su abanderada a la gubernatura en alianza con otros partidos ajenos al tricolor.

Recordemos que en 1998 y 2004, el PRI vivió en carne propia la salida de Alfonso Sánchez Anaya y Héctor Ortiz, y estos decidieron emigrar para lograr su sueño de ser gobernador del estado.

Ahora, ya que sea ungido como nuevo líder del PRI en Tlaxcala, Noé Rodríguez tendrá que valorar cómo juega los dados en la sucesión, y cómo contener para que no se vayan quienes no sean favorecidos.

Aunado a esto, tendrá que armar una estrategia certera y precisa, pues enfrente tendrá a un candidato de Morena y sus aliados, sean quien sea, que arrancará como favorito en la elección y con amplias posibilidades de ganar.

La elección de gobernador de Puebla mandó un mensaje contundente, las alianzas serán fundamentales para alcanzar el triunfo, y hasta Morena las necesita, pues solo fue derrotado por el PAN, y los votos de sus aliados le permitió a Miguel Barbosa alcanzar la victoria.

Pues, vaya tarea que tiene enfrente Rodríguez Roldán. Primero decidir si arma su propia candidatura, trabaja en otra con alianzas, y ver cómo vencer a Morena y sus aliados. Nada fácil.

El PRI no está muerto en Tlaxcala, asegura Noé Rodriguez Roldán, quien se registró este domingo para dirigir al tricolor. En entrevista con 385 Grados tampoco se descartó para buscar la candidatura a gobernador.

Posted by 385 Grados México on Monday, December 16, 2019

*********

Me lo contaron ayer...Lo que merece una opinión a fondo, es la seguridad del Congreso del Estado, donde la encargada parece que ha sido rebasada por el miedo a que se manifiesten, y cada día le pone trabas a los medios de comunicación para el acceso a la cobertura de las actividades legislativas.  Este domingo fue caótico poder entrar a cubrir la sesión, y es algo que parece no le importa a ningún diputado.

 

Continuar leyendo
2 Comentario

2 Comentarios

  1. Pingback: Price viagra

  2. viagra generic

    29/01/2020 at 5:55 PM

    downtown mixture online viagra deliberately garage just theory generic
    viagra sales bad read everywhere dealer viagra cheap yesterday rub [url=http://viagenupi.com/#]generic viagra sales[/url] anywhere country generic viagra sales slow minute http://viagenupi.com/

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El SNTE, el gran ausente en Chihuahua

Publicado

en

385 Grados / Abelardo Carro Nava / En plena crisis por la pandemia que el Covid-19 ha generado en México, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ha iniciado una intensa campaña en redes sociales con la idea de mandar un mensaje a sus agremiados (y al público en general), a fin de que éstos, tomen en cuenta las recomendaciones que, la Secretaría de Salud (SESA) a través de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud (SPPS), ha difundido para que la propagación del virus no avance a pasos agigantados, tal y como ha sucedido en otros países. 

Recientemente, insisto, a través de esas redes sociales, ha posteado un video cuyo título, quiero pensar, es “palabra de maestro”; esto, en alusión a su máximo dirigente, Alfonso Cepeda, y a las acciones que, a decir de ese comunicado, deben emprenderse para que “nos quedemos en casa” porque “en casa es mejor”.

Pues bien, si usted no ha tenido la oportunidad de ver ese video (lo invito a hacerlo: https://www.facebook.com/SNTE.OFICIAL/videos/672818473454423/), le comento que éste se hace énfasis o enaltecen las cualidades que nos caracterizan como mexicanos. Palabras como unidad, responsabilidad social y empatía son empleadas para este propósito, pero también, confianza, coraje, temple y actitud responsable, “para hacer lo que nos corresponde ante la crisis que estamos viviendo”. En ese mismo sentido debo señalar, que el mensaje que desean transmitir, lo “alinean” a lo que el gobierno federal está emprendiendo en estos días para aminorar los daños y aplanar la curva de contagios que, es muy probable, se dispare en los próximos días. De esta forma, “exhorta” a los ciudadanos para que, el aislamiento voluntario, “sea un espacio en el que se fortalezca la convivencia familiar, para que se proteja a los adultos mayores (abrazándolos con el corazón) y para que valoremos los pequeños detalles que ponen en riesgo la vida de las personas”. Y remata: “todo esto es por ti, por mí, por México, palabra de maestro”; todo ello mientras en escena aparece la imagen del actual Secretario General, Cepeda.

Sí, así como lo leyó usted, palabra de maestro y la imagen de un líder sindical que, tal parece, una vez que inició la contingencia sanitaria guardó distancia física con sus agremiados. Hecho que, dadas las circunstancias que estamos viviendo es normal puesto que, quiero pensar, con estas acciones, él pone el ejemplo (y lo muestra hacía los demás) sobre aquello que debe o debiera hacerse ante esta pandemia. No obstante, hay un pequeño detalle que, a dicho dirigente, y a todo el Comité Ejecutivo Nacional, se les “olvidó” revisar: el conflicto en la Sección 42 de Chihuahua; y digo que se les “olvidó” porque, hasta el momento en que cierro estas líneas, este conflicto está latente y no han hecho absolutamente nada para atender y resolver las demandas de los jubilados, mismas que iniciaron hace unos meses, mucho antes de esta contingencia.

Y es que mire usted, desde el pasado 7 de febrero, los jubilados tomaron las instalaciones de la Sección 42, esto, en demanda de sus peticiones y que por propio derecho les corresponden; sin embargo, hoy día, esas instalaciones las han liberado dado que, ante las recomendaciones que ha emitido la SESA y poniendo en primer lugar su salud y la de sus familiares, llegaron a ese acuerdo entre ellos, los jubilados.

Sobre el conflicto, me explico.

Los estatutos de esa organización sindical, en su capítulo IV sobre el “Patrimonio Sindical”, Artículo 20, señala: Los jubilados y pensionados podrán aportar cuotas voluntarias. El Comité Ejecutivo Nacional, celebrará los convenios respectivos con las autoridades, organismos o empresas que cubran las pensiones, para el descuento correspondiente (SNTE, 2019). Esto, marca una clara diferencia con lo que establece el Artículo 18: Los miembros del Sindicato, cubrirán por concepto de cuota sindical ordinaria, el 1% del total de su sueldo (SNTE, 2019). Y digo que marca una clara diferencia, en dos sentidos: 1. Los jubilados y pensionados “podrán” aportar cuotas voluntarias si así fuera el caso y si así lo decidieran. 2. Los jubilados y pensionados, no son agremiados activos y, por tanto, un descuento directo a su pensión es, a todas luces, ilegal.

No obstante lo anterior, esta reglamentación, para el caso de Chihuahua, no aplica. Se trata, ni más ni menos, de un descuento a cerca de 11,000 pensionados. ¿Se imagina la cantidad de dinero que, en su conjunto, se reúne por concepto de descuento a estos pensionados? Peor aún, ¿cuál es el motivo de ese descuento si, como bien se sabe, en las entidades de la República Mexicana no se aplica tal concepto?, ¿quién y para qué se hace uso de ese recurso?, ¿no es inhumano que tenga que descontársele a un trabajador que, buena parte de su vida, la dedicó a la educación para que, su propio sindicato, en lugar de velar por sus intereses y necesidades, les siga descontando? Ahora bien, ¿su pensión será suficiente para costear los medicamentos que, dadas las condiciones naturales de los individuos, requeriremos en algún momento de nuestra vida?

Dicho lo anterior, ¿en dónde queda la unidad, responsabilidad social y empatía que tanto pregona el Sindicato de Cepeda?, ¿en dónde queda la protección a los adultos mayores, abrazándoles con el corazón, que tanto se ufana en promover esa organización sindical en estos días?, ¿en dónde queda el valorar los pequeños detalles que ponen en riesgo la vida de las personas?? Sí, con seguridad acertó en la respuesta: en el basurero.

Con Peña Nieto los trabajadores de la educación fueron agredidos y denostados a más no poder por el patrón, y el Sindicato, con Juan Díaz de la Torre, no hizo nada. Con Alfonso Cepeda sucede lo contrario, él de plano ha soltado tremendas bofetadas a la cara de los trabajadores de la educación, mismas que indignan y deben indignar a todo el magisterio.

Hoy, son los jubilados y pensionados de Chihuahua, el día de mañana, puede ser cualquiera.

Sí, con seguridad habrá voces que aplaudan el que los jubilados hayan liberado las instalaciones de la Sección 42. ¡Cínicos!, se les olvida que algún día también serán jubilados o, peor aún, ya son jubilados y se les olvida que, en algún momento de nuestra vida, todos necesitamos de todos, y para como están las cosas, Ever Avitia, necesitará de todos.

Al tiempo.

Referencias:

SNTE. (2019). Estatuto. Recuperado de: https://snte.org.mx/assets/EstatutoSNTE12Mar2019.pdf.

Continuar leyendo

Opinión

LAS CRISIS QUE VIENEN con Adriana Dávila Fernández. Diputada federal

Publicado

en

La situación mundial y nacional atraviesa por una crisis de salud pública que ha obligado a la mayoría de los países con emergencia sanitaria, a tomar decisiones de impacto social, como es el hecho de no salir a la calle. Para tener idea de la medida adoptada, se calcula que alrededor de 1,800 millones de personas -voluntaria o involuntariamente- están recluidas en sus hogares.
Los alumnos, en los distintos niveles educativos, pueden, gracias a la tecnología,  continuar con las clases desde la casa. Quizás un integrante de la familia puede ir a comprar víveres. Para algunos, hay opciones de entretenimiento. En fin, con intensas campañas de difusión se transmite que la vivienda es un lugar seguro para disminuir el alto riesgo de ser contagiado y contagiar el coronavirus.

Sin embargo, la realidad es que hay millones de seres humanos que ejercen actividades productivas (formales e informales) y viven al día, por lo que tienen que salir a trabajar para subsistir; tienen preocupación porque, como mencionó don Juan (bolero a domicilio);si hoy  no trabajo, no como hoy. Más del 85% de la población no tiene un ingreso fijo y muchas familias dependen del trabajo diario de emprendedores y/o microempresarios.
De ahí la importancia de la atención integral que toda autoridad está obligada a proporcionar a sus gobernados. En esta pandemia, ese es el reto para disminuir el golpe
de la crisis sanitaria que puede complicarse con la económica y hasta social. Reitero que, en estos casos, el desempeño gubernamental es fundamental.
Por ello, es inadmisible la actuación del gobierno con la reciente decisión en Mexicali, Baja California, en medio de una crisis económica por los efectos del Coronavirus, de cancelar la construcción de la planta cervecera Constellation Brands (poseedora de derechos para producir y comercializar en los Estados Unidos de Norteamérica las marcas del Grupo Modelo), en una reedición del caso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Texcoco): obra con avance significativo, generadora de empleos (directos e indirectos), con una inversión significativa.
El pasado fin de semana, en plena contingencia sanitaria, con la expresa petición de mantener "sana distancia", se realizó una "consulta" a los cachanillas para determinar si debería continuar la construcción de una fábrica de cervezas, ya que anteriormente un grupo de la sociedad civil se había manifestado en contra. El gobierno federal no encontró mejor pretexto que este para echar atrás una decisión tomada por la administración local anterior, encabezada por Acción Nacional (misma que otorgó los permisos para dicha construcción), que decidir "consultar" a la gente. A nadie sorprenden los resultados obtenidos. A todas luces se sabía que sería una consulta a modo, en donde las autoridades preguntarían a los ciudadanos de Mexicali qué se hacía para resolver el conflicto. Y bueno, pues ganó el "No". De un total de 796,447 ciudadanos integrantes del padrón electoral de Mexicali, menos del 4% de la población decidió el destino de la obra y con ello, el gobierno federal validó la cancelación.

Es triste reconocer la constante ocurrencia que se repite una y otra vez, acorde a conveniencia y que, sin duda, veremos lo que resta de tiempo a esta administración. Preocupa el hecho porque, además de ser una forma de anular prácticamente toda motivación de inversión nacional y extranjera en México, se llevó a cabo en una situación de emergencia sanitaria nacional, y sin rigor metodológico ni técnico alguno, se decidió  cancelar una inversión de 1,500 millones de dólares y una obra con más del 70% de avance y con los permisos legales en regla para llevarse a cabo.
La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) señaló, "en este momento de crisis, con una moneda depreciada, finanzas públicas amenazadas, riesgo de desempleo y menores tasa de interés y disponibilidad de capitales… Después de la crisis sanitaria que se vive en el mundo… Impulsar esta medida es extremadamente imprudente y pone en entredicho a México como país de destino de inversiones extranjeras… Sin inversión privada no hay crecimiento, sin crecimiento no hay empleo". Y valdría la pena agregar que de esta forma se evidencia la fragilidad del Estado de Derecho, lo que sólo contribuye a colapsar la confianza para invertir en el país. Fuerte golpe a la economía y malas señales para los inversionistas. ¿Qué tal si mejor consulta si los recursos destinados a las obras de Dos Bocas, el Tren Maya y Santa Lucía deben destinarse a atender las crisis sanitaria y económica que llegarán después de la pandemia del coronavirus?
Este gobierno está rebasado; debe entender que para mantener los programas sociales se tiene que reactivar la economía e impulsar crecimiento. Si no salimos de este bache, se corre el grave riesgo del malestar social, ante la falta de servicios públicos mínimos, ya
no digamos de calidad, y falta de empleo.

Continuar leyendo

Opinión

Día X de cuarentena…

Publicado

en

385 Grados / Tlaxcala / Abelardo Carro Nava / De repente, cual fotografías de esas instantáneas, vienen a mi mente varios recuerdos de mi infancia. Mis padres, fieles a las enseñanzas de sus padres, seguían a pie juntillas su ejemplo. No había otra forma de ser “alguien” en la vida. Finalmente, quienes nacimos en condiciones económicas limitadas, teníamos claro que el trabajo dignifica al hombre, y vaya que hay razón en ello.

Levantarse, desde pequeño, muy temprano para acompañar a mi padre y hermanos al campo, a la “pizca” o “trasiego”, era de lo más divertido. ¿Cómo podría ser pesado o aburrido si desde niño era el mundo que habíamos conocido?, ¿cómo negarse, si de tal actividad, obteníamos algún dinero para que mis padres solventaran otros gastos?, ¿cómo no ser parte de algo que, a decir de tus padres, era para el bienestar de la familia?

Pasadas algunas horas de labriego llegaba el desayuno. Ese menú exquisito que se conformaba por abundantes “gorditas” cocidas en comal de barro, con masa de maíz antes cosechado, harta salsa y solo unas cuantas pizcas de queso; y un atole, sí, un atole también de masa cuyo color y consistencia guardo en mis adentros.

El trabajo no menguaba. Las horas pasaban y el calor atosigaba. Sí, esa era la hora en que debíamos volver a casa. ¿Un baño? Ni pensarlo, primero debíamos realizar las tareas asignadas: barrer el patio, escombrar los cuartos, acomodar la leña, limpiar el pequeño establo, en fin, siempre había algo que hacer y rehacer para ayudar en los deberes domésticos. ¿Y luego? Las pequeñas tareas escolares que mis padres nos encomendaban: leer un cuento, resolver problemas matemáticos, repasar lo que en el ciclo escolar habíamos trabajado. ¿Y los juegos? ¡Claro que había espacio para los juegos! Sí, esos momentos que, después de la comida, se propiciaban con los demás niños de la cuadra, una “cascarita” le llamaban. Yo, desde luego, era el portero y, por ser el más pequeño, siempre era el que me “brincaba” a las casas de los vecinos cuando la pelota se nos volaba.

El tiempo pasaba y la cena llegaba, pero antes un baño, sí, un baño que verdaderamente disfrutaba. El correr del agua calientita sobre mi cuerpo, ha sido de las experiencias más extraordinarias que aún conservo.

Sentados en la mesa, mi padre tocaba su guitarra y “La Malagueña” cantaba. No sé si esa canción era la única que se sabía, pero recuerdo claramente cómo siempre se entonaba. La noche llegaba. Unas cuantas horas de descanso y de nuevo la jornada.

No, no eran vacaciones como las que hoy conocemos. La televisión era un lujo que no podíamos darnos en esos momentos. El dinero no alcanzaba para comprar un producto de esa naturaleza. Sin embargo, leer una novela, nos llevaba a mundos insospechados.

Aún recuerdo a María, sí, aquel texto de Jorge Isaacs que me tuvo al borde de las lágrimas. Su muerte, fue uno de esos hechos incompresibles que, desde luego, mi padre con sus sabias palabras, me explicaba. O bien, ese mundo de aventuras y misterios que, con Julio Verne y su Viaje al Centro de la Tierra, viví intensamente. No, no eran las vacaciones como las que ahora conocemos y, mucho menos, los juegos que ahora vemos. Hacer un paracaídas con una bolsa de plástico a la que se le ataban unos estambres en un extremo y del otro, las manos de un luchador, también de plástico, era todo un suceso. Esas competencias con los vecinos para ver cuál “volaba” más alto eran interminables; las apuestas siempre giraban en torno a nuestro gran tesoro: un dulce o un chicle que, como parece obvio, gané una y otra vez, para envidia de todos.

De vuelta a la realidad, de un tiempo a la fecha me he preguntado ¿qué tanto, como sociedad, hemos cambiado para pensar que un televisor es un gran aliado en contra del aburrimiento y el desasosiego?, ¿por qué las tabletas y los videojuegos han sustituido esas “cascaritas” tan amenas que sosteníamos con nuestros amigos?, ¿qué hemos hecho, como sociedad y gobierno, para que todo sea tan diferente pero, lastimosamente, igual que antes? Sí, tal vez se deba a un problema de clases sociales, y a lo que alguna vez algún profesor de la universidad definió como capitalismo. Sí, esa forma de vida que, por más que se diga lo contrario, genera grandes desigualdades sociales por el libre mercado.

Tengo claro que los tiempos ya no son los mismos de aquella, mi infancia, y que las condiciones económicas han acelerado nuestro ritmo de vida; desde luego, hay quienes vamos al día, viviendo y sobreviviendo con lo que hacemos y con lo que tenemos. Por ello comprendo, que las responsabilidades que tenemos en casa, las hemos sustituido con ciertos artefactos tecnológicos que derivan en la poca atención que, de alguna u otra manera, brindamos a nuestros seres queridos.

Tal vez sea momento, mientras vivimos esta pandemia generada por algo que los científicos han llamado coronavirus, de reflexionar sobre lo que hemos hecho y cómo lo hemos hecho o estamos haciendo. Bien se dice que la educación comienza en casa y, desde luego, coincido en ello.

Asignar pequeñas tareas a nuestros hijos logrando que comprendan el porqué de éstas, no es algo de otro mundo. Sé muy bien, porque me pasa lo mismo, que a veces cinco minutos significa destinar un tiempo que no teníamos contemplado porque nuestras actividades, sobre todo, laborales o domésticas, nos meten en un trajín de eventos sin sentido porque, inevitablemente, el sustento es lo primero; sin embargo, desde mi perspectiva, esos cinco minutos pueden ser tan valiosos en las personas como su vida misma. Muchas veces me han preguntado cómo podemos fomentar los valores universales en los nuestros. Mi respuesta ha sido inequívoca: comunicarnos, escucharnos, respetarnos, amarnos, etcétera; son, desde luego, pequeñas acciones que pueden generar ambientes favorables que propicien un sentido de corresponsabilidad y conciencia en los que hacemos y cómo lo hacemos.

No lo olvidemos pues, que los mexicanos, sin distingo de género, somos “luchones”, y es precisamente esa fuerza y ese carácter, lo que puede llevarnos a trabajar para ser mejores seres humanos. Hombres y mujeres empáticos…

Si la educación comienza en casa, y ustedes coinciden en ello, es un buen momento para seguir trabajando en ello. Así, con pequeñas acciones que, seguro estoy, más adelante tendrán grandes resultados colectivos, mimos que nacerán en la individualidad de los individuos.

Continuar leyendo

Trending